Wise blood, perturbador John Huston

Decía John Huston sobre la novela de Flannery O’Connor que no sabía si horrorizarse o reír. Lo mismo me ocurre con la película, una de las más desconocidas del director.

Estamos en la mal llamada América profunda, un joven llamado Hazel Motes llega a su antigua casa, la encuentra abandonada de la mano de dios y se encamina al pueblo, a hacer algo “que no había hecho antes”. Cambia su ropa militar por un traje y un sombrero que le dan aires de predicador y alquila una habitación en una casa de huéspedes.

Este joven de mirada afilada (interpretado por Brad Dourif quien, muchos años después, sería Lengua de Serpiente en El señor de los anillos) es el nieto de un verdadero predicador, un hombre imponente (el propio John Huston) que asustaba a sus seguidores con amenazas de infierno y muerte. Lo lleva en la sangre, una sangre que debe purificar. ¿Cómo? Caminando con piedras en los zapatos y atándose alambres al torso. Nada extraño a las costumbres cristianas: el dolor del cuerpo purifica el alma.

Hazel no quiere ser predicador; pero acaba por erigirse en líder de una Iglesia sin Cristo, donde no hay pecado natural ni, por tanto, necesidad de redención. En su camino e cruzará con un falso predcador (¿pero no lo son todos?) y su tentadora hija; por oponerse a esa falsedad atentará contra su cuerpo como nunca hasta entonces.

También tiene contacto con un joven inculto, ingenuo y falto de amigos, familia y cariño. Este chico, que podrá protagonizar un cuento o una novela corta (y, por tanto, un cortometraje), simboliza la necesidad vital de todos de amar y ser amados. Algo que, en ese pueblo, es más que complicado.

Durante hora y media asistimos a un espectáculo incómodo. Decenas de personas sin fe ni en ellos mismos tratan de encontrar una luz que les guíe; mientras, otro puñado de personas ávidas de dinero buscan la manera de engañarles. Uno no sabe si reírse de las absurdas acciones que cometen o apiadarse de su vacío futuro. Quizá lo más adecuado sea acudir a los clásicos: in dubio, pro reo.

Quien quiera verla, puede hacerlo en Filmin.

Sobre Wise blood también han escrito Gary Tormento y sedmikrásky

Anuncios
Etiquetado , ,

Un pensamiento en “Wise blood, perturbador John Huston

  1. babel dice:

    No la conozco (debes tener razón en que es una de las más desconocidas de él), pero me has despertado la curisidad, la veré.

    Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: