The Walking Dead: nace el Leviatán

“La vida de los hombres es solitaria, pobre, sucia, brutal y corta”. El filósofo británico Thomas Hobbes escribió esta frase en el siglo XVII. Se refería a la vida en el estado de guerra, una hipotética situación anterior a la creación de los gobiernos; entonces no había leyes, ni ejércitos, ni cooperación entre las personas. Era el todos contra todos, sólo regía la ley del más fuerte.

No he podido quitarme a Hobbes de la cabeza mientras veía la segunda temporada de The Walking Dead. Como muchos, abandoné la serie en el capítulo 2×02 o 2×03. Aquello hacía aguas por todos los lados. No interesaban los personajes, casi no aparecían zombies y, lo peor de todo, aburría. No pensaba retomarla pero leí este artículo de Alberto Nahum y le di una segunda oportunidad. Me he tragado 9 capítulos en 48 horas.

Los que mandan en AMC -la cadena que produce la serie- se dieron cuenta de que estaban perdiendo espectadores y contrataron nuevos guionistas. Buena decisión. Los capítulos de la segunda parte de la temporada son magníficos, mejores incluso que los de la primera.

En ellos han dejado claro que The Walking Dead no es una serie de zombies; es una serie con zombies. En realidad, la serie trata sobre el debate entre civilización y barbarie. Los muertos vivientes son sólo una excusa, un punto de apoyo. En cierta medida, podrían sustituirlos por un holocausto nuclear o un naufragio.

En los últimos capítulos, el más anciano de los personajes, Dale, ejerce de conciencia del grupo. Debaten si matar o no a un joven de otro grupo. ¿Es una amenaza? ¿Está justificado su ahorcamiento? Dale defiende su vida, no quiere vivir en un mundo en el que se ejecute a quien no es de los nuestros.

Esta escena resume toda la temporada. La sociedad ha sido derribada, no hay estado. El monopolio de la violencia ha desaparecido y todo llevan armas para defenderse. ¿Hay que volver, entonces, a ese estado de guerra del que hablaba Hobbes? ¿O es posible, pese a todo, mantener ciertas reglas? ¿Caben la ley y el derecho en un mundo amenazado por zombies? ¿Cuánto vale una vida humana? ¿Y si no es de los nuestros?

Otro personaje se pregunta: ¿merece la pena vivir en un mundo amenazado por zombies? ¿Qué tipo de vida espera a quien nazca en ese mundo? Podría responderse que, en realidad, la mayor parte de la Historia ha sido así.

Lo que consideramos sociedad y civilización es un invento muy reciente. Durante milenios, los humanos no podían más que tratar de sobrevivir. El hambre y el frío eran constantes. También la violencia. Steven Pinker ha escrito un libro sobre este asunto; en cuestiones de violencia, cualquier tiempo pasado fue peor. La conquista Mongol, por ejemplo, acabó con la vida de 36 millones de personas; pero si trasladamos esta cifra a la escala de población del siglo XX, son 429 millones de muertos. Así, pues, el mundo que habitan los personajes de la serie no es una excepción; es la norma. Si nuestros antepasados no se suicidaron por pasar hambre o tener que estar en guardia todo el tiempo, ¿por qué iban a hacerlo Rick y compañía? Quizá porque se han acostumbrado a lo bueno…

La temporada se cierra con una frase lapidaria: “This is not a democracy anymore”. Estas palabras recuerdan el viejo debate entre democracia y estabilidad social. ¿Qué fue antes? ¿Es posible instaurar y mantener un sistema democrático en un lugar en el que la muerte acecha en cada esquina? ¿O es necesario un orden social y económico para plantearse siquiera un poder compartido? Hobbes argumentaba que para sobrevivir al estado de guerra los hombres deciden otorgar todo el poder a una institución: el Leviatán. Esta figura puede y debe ejercer el poder de forma dictatorial. Es la única forma de salir del estado de guerra y caminar hacia la civilización. Al final de la temporada vemos nacer a este Leviatán.

Los últimos capítulos remiten al “morir solos vivir juntos” de Lost, a los niños de El señor de las moscas… Estas y otras ficciones han tratado el mismo asunto: civilización o barbarie. Y al hacerlo, The Walking Dead sube un peldaño, se libra de la etiqueta “serie-de-zombies” para ser algo más. Ya lo dice el lema de AMC: “Story matters here”.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Un pensamiento en “The Walking Dead: nace el Leviatán

  1. chaco dice:

    Grande! La serie, que ha mejorado muchísimo desde la fallida primera temporada, y el post, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: