Alps: ¿es Giorgos Lanthimos un impostor?

El director Giorgos Lanthimos sorprendió en 2009 a los cinéfilos europeos con una pequeña joya que aquí se tradujo como Canino. En ella bebía del extrañamiento de Bertolt Brecht, de la dureza de Michael Haneke y del humor de Kafka para presentar a una familia que quiere ser tan perfecta que termina por convertirse en una aberración. Canino tenía una segunda lectura política: es muy fácil caer en la dictadura.

Ahora Lanthimos ha rodado Alps. Su argumento es igual de extraño que el de Canino: un grupo de personas forman una “empresa” dedicada a suplantar a difuntos para ayudar a sus familiares a superar el duelo. El director opta de nuevo por una realización alejada de lo corriente: repeticiones de frases y gestos hasta vaciarlos de contenido, ausencia de música extradiegética y utilización de planos que producen incomodidad al espectador. Alps reúne todas las característica de película “de autor”, y ahí está el problema

Cuando vi Canino, pensé que había nacido un sucesor de Haneke, un director valiente capaz de hacer pensar al espectador. Mientras veía Alps, sin embargo, tenía la sensación de que Lanthimos nos había engañado. No era un autor, era un artesano que simula ser artista. Hay muchos directores que ruedan planos fijos larguísimos para parecer “artistas”, directores mediocres que viven de aparecer en festivales y engatusar a un puñado de críticos poco exigentes. No tengo claro si Lanthimos pertenece a esa categoría.

Alps es una buena película, tiene momentos brillantes y sus actores están formidables. Pero tengo la impresión de que se ha quedado en la superficie. Allí donde Canino ahondaba en la herida, Alps no hace más que retirar la venda un instante… para volverla a colocar encima.

Habrá que esperar al siguiente trabajo de Lanthimos para averiguar si es quien dice ser o, como sus personajes, sólo interpreta un papel.

Anuncios
Etiquetado , , ,

14 pensamientos en “Alps: ¿es Giorgos Lanthimos un impostor?

  1. chaco dice:

    AYAYAYAYAYAY Lo que hay que leer! Lanthimos es un genio! Vamos, lo que conocemos normalmente como genio cinéfilo: hace pelis atormentadas, lentas, locas… Sí admito que ‘Canino’ es mejor que ‘Alps’. Pero es que ‘Canino’ es un 10. Creo que lo que le falla a ‘Alps’ es que hay menos capacidad de sorpresa, porque enseguida adivinas lo que pasa y es un argumento que quizá ya hayamos visto por aquí en algún momento, aunque de forma menos enrevesada (León de Aranoa, ¡hola!). Pero está tan bien interpretado y resulta tan interesante, y estás esperando toda la peli a ver qué pasa que… le doy un 8,5.

    • viajeroaitaca dice:

      Un genio no hace pelis atormentadas, lentas o locas. Hace pelis geniales. John Ford, Kubrick o Almodóvar… son genios

      El griego… igual sólo es un zumbao con una cámara xd

  2. chaco dice:

    Y ‘Alps’ no es una peli genial? #haztelomirar

  3. Como dijo Raúl en un comentario en mi blog, ‘Alps’ deja mal cuerpo, y esa es su principal virtud: incomodar/desasosegar al espectador. A mí me dejó toda la película pegado a la pantalla del ordenador (y flipando, jeje). Como en toda película de autor, hay una fina línea entre el arte y la impostura y, como esta es una de esos filmes que no dejan indiferente, a algunos puede parecerles que el director es un impostor en ese sentido. Lo malo del cine de autor es que, para bien y para mal, un filme puede ser brillante y pedante a la vez. Y ejemplos no faltan en la industria europea. ‘Canino’ impactó mucho y la mayoría de críticas remarcan esa pequeña decepción si se compara con su primera marcianada.

    • viajeroaitaca dice:

      Dices que “lo malo del cine de autor es que, para bien y para mal, un filme puede ser brillante y pedante a la vez”. cierto. Pero es Alps (verdadero) cine de autor?

      Yo también estuve pegado a la pantalla y me dejó muy mal cuerpo. Pero se me pasó rápido. La sensación de Canino todavía me dura

  4. ginaesquinca@gmail.com dice:

    Le tenía un gran respeto a “canino” hasta que ayer vi “el Castillo de la pureza” de Arturo ripstein (1972) y me dio una pena el haber sido fan de kinodontas… Parece que lanthimos cometió un evidente plagio, excepto por el final un poco más esperanzador en su cinta. Acabo de ver “Alpes” y bueno… Ya lo dijiste tú

  5. Pepe dice:

    No puedes comparar “Alps” con “Canino”. Es como comparar el vino de la cerveza. Aunque ambos contengan alcohol, son totalmente distintos. Lanthimos no ha engañado a nadie. Él solo hace cine, tú sacas tus propias conclusiones.

    A mí personalmente me importa bien poco si es cine de autor o no. De lo que se trata es de ver cada película como una experiencia y no de una comparación con anteriores películas y de si te ha transmitido algo o no. Tú problema se llama “expectativa”, y es un gran enemigo no solamente del cine, si no de la vida misma.

    Por si te interesa, te dejo esta página web: http://www.rinconcinefilo.com/

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: