Archivo de la categoría: Cine de Rusia

El regreso, poesía rusa

Lo admito: he visto muy pocas películas rusas. De hecho, sólo he visto dos (una si contamos a la URRS como país diferente de Rusia). Es una laguna que tengo que llenar pronto. Ayer di un primer paso al ver en Filmin una película calificada como “la mejor de la década”. Quizá no la mejor, pero está en el top ten.

El regreso es una  película bellísima. Pero no de esa belleza vacía, sino de una belleza que duele. El regreso es poesía con fundamento. Es increíble que sea una opera prima. Su director se llama Andrey Zvyagintsev y es un tipo a seguir.

Estamos en algún punto de la URSS, en los años 70 (al menos, eso he deducido; no lo especifica). Un par de hermanos preadolescentes juegan en el mar y se pelean. Al volver a casa, la madre corta la discusión. No deben hacer ruido, su padre está durmiendo. Nada extraño, salvo que ese señor desapareció de sus vidas hace 12 años. Los niños lo miran dormir con curiosidad y miedo, y comparan su aspecto con una vieja foto. Es él. Al despertar, decide llevárselos un par de días a pescar.

Comienza así una road movie por territorios desconocidos en nuestras pantallas. Una lástima, porque son preciosos. El director elige unas localizaciones fabulosas: las carreteras heladas, los puentes bajo la lluvia, la costa virgen, el mar límpido. Estamos acostumbrados a una Rusia nevada e incómoda, pero hay otra Rusia bella e imponente. Ésa es la que vemos en El regreso. Y lo hacemos a través de una cámara que se mueve a la perfección, como si volara. Decía hace unos días que un director demuestra su valía al elegir planos y movimientos de cámara; aquí Zvyagintsev saca sobresaliente.

Respecto a los personajes, sabemos poco de ellos. Les vemos discutir, vemos al hermano pequeño renegar de la figura paterna ausente tantos años, al padre imponer una disciplina a la fuerza, al hermano mayor aceptar todo lo que le ordenan como una forma de ganarse el cariño perdido. Sufrimos con ellos. Pero al final de la película el padre sigue siendo un misterio, y no sabemos cómo vivirán los niños a partir de esa semana clave. No importa. Hemos recorrido kilómetros con ellos y les hemos cogido cariño. Primero porque son personajes muy fuertes y bien definidos; y segundo porque los actores (en especial el que interpreta al hermano menor) lo bordan.

No se la pierdan.

Anuncios
Etiquetado , ,
A %d blogueros les gusta esto: