Archivo de la etiqueta: La red social

Aaron Sorkin, escritor

Aaron Sorkin es uno de los mejores escritores del momento. No hablo de guionistas, no. Sorkin está a la altura de Cormac McCarthy, Javier Marías y J.M. Coetzee. Éste último tiene el premio Nobel de Literatura. El resto lo merecen.

Para muchos, un guión es sólo una herramienta de trabajo, un plano sobre el que construir la película. Esto puede ser cierto en todos los guiones… salvo en los que llevan la firma del señor Sorkin. Sus guiones son arte. Así de sencillo.

Por lo general, las películas suelen ser mejores que los guiones. Hay actores, música, movimientos de cámara… Pero La red social (Social Network), el último trabajo de David Fincher, es mejor en papel que en la pantalla. Y en la pantalla es muy buena. De hecho, se dice que La red social es de una película de David Fincher. Yo digo que es de Aaron Sorkin.

Este señor no ha escrito mucho. Pero 4 de sus trabajos son obras maestras.

Su primer guión fue Algunos hombres buenos (A few good men), y este título es un claro símbolo de su trayectoria. Todas sus películas y series tratan, en última instancia, de la bondad. No en el peor sentido de la palabra, que decía el poeta. Durante el tiempo que duran en pantalla, sus personajes intentan mejorar. Y, con ellos, nosotros, los espectadores.

Algunos hombres buenos contó con una de las mejores interpretaciones de Tom Cruise, y ya es decir. Éste interpreta a un abogado militar novato encargado de un caso complicado. Tanto, que se lo dan a él para que lo pierda. Al final, lo gana, claro. El mensaje es directo: hay que hacer el bien, no importa lo que digan las reglas u ordenen los superiores. El interrogatorio de Tom Cruise a un Jack Nicholson en estado de gracia es antológico (el vídeo está en inglés; para verlo en español, aquí).

Después de un par de guiones de encargo, Sorkin decidió probar en televisión. Y lo hizo a lo grande, con El ala oeste de la Casa Blanca (The west Wing). Durante 7 temporadas, los espectadores fuimos testigos del intento del presidente de Estados Unidos y su círculo de confianza por construir un mundo mejor (o evitar que el actual se viniese abajo). Los protagonistas conforman lo que aquí se llama fontaneros de la Moncloa, personas invisibles que hacen que la máquina funcione. Escritores de discursos, asesores políticos, jefas de prensa…

Cuando termina la serie conocemos sus vidas, sus alegrías, sus miserias. Sabemos cómo hablan y cómo reaccionarían ante una situación dada. Eso es lo más grande de la serie: comparas a esos políticos (imaginarios, sí), con los de España y te dan ganas de llorar. de nuevo, el mensaje: ser mejores. El ala oeste nos invita a ser mejores políticos, mejores trabajadores en nuestro trabajo, mejores ciudadanos, nos pide que exijamos más a nuestra administración y que nos hagamos responsables de nuestros errores. Necesitamos mensajes así: andamos escasos de altura por estos lares.

En este vídeo vemos al presidente Bartlett (creyente, como todos los presidentes de Estado Unidos) dando lecciones a una locutora de radio que usa la Biblia para despreciar a los homosexuales (a partir de 1’40). ¿Se imaginan a Zapatero abroncando a Cristina López Schlichting delante de su equipo y miembros de la prensa?

Terminó la serie, pero Sorkin no se quedó quieto. Durante los años anteriores había aprendido mucho sobre el comportamiento en TV. Algunas cosas no le gustaron; otras, sí. Y decidió mostrar sus opiniones en Studio 60. Otra obra maestra.

Sólo duró una temporada, tuvo elogiosas críticas y poca audiencia. Ahora Amazon UK la vende a 10 euros.

La serie narra los esfuerzos de un equipo de trabajadores de TV por sacar adelante un programa de entretenimiento semanal. Algo así como Saturday Night Live o Buenafuente. Una vez más, lo importante no es el programa, sino el trabajo en equipo, la solidaridad, la creatividad, la maravillosa sensación del trabajo bien hecho.

Durante los primeros minutos somos testigos del intento de los jefazos de la cadena por censurar un chiste. El espectador se pone de parte del censurado, por supuesto. Nervios, gritos, amenazas, el tiempo que corre y… cabecera de la serie. A los 4 minutos ya estamos enganchados.

En este vídeo se puede ver este discurso inicial (parecido al de Network, la película sobre TV de Sidney Lumet). Eso sí, en inglés. Aquí, en España, no se ha emitido la emitió Canal +. No sea que alguien se de cuenta de que la programación es denigrante y quiera algo digno.

Lo último que sabemos de Sorkin es que ha escrito el guión de La red social. Casi nada. Fincher es un monstruo pero el 99% del mérito de la película es del guionista.

Aquí suelta todas sus armas: diálogos afilados y ágiles, estructura no lineal, profundización de todos los personajes y mensaje. No olvidemos que la película no habla de Facebook, sino del valor de la amistad. Del honor, de la verdad, de que el fin no justifica los medios, de que hay que socializarse, de que la inteligencia no es nada sin un amigo con quien tomar un café… De ahí la importancia del último plano, en el que el multimillonario creador de Facebook espera con desesperación que una antigua amiga acepte su solicitud en la red social.

Por cierto, en el guión Sorkin ponía como banda sonora Love of the common people. Más claro, agua.

No voy a poner ningún vídeo de esta película. Algo mejor: aquí, el guión.

Lo dicho, un grandísimo escritor.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: