Archivo de la etiqueta: thriller

Secuestrados, inmejorable thriller

Hay quien ha querido vender Secuestrados, de Miguel Ángel Vivas, como la versión española de Funny Games. Y no. Para nada. Michael Haneke utiliza el secuestro de una familia para reflexionar sobre la banalidad de la violencia y, de refilón, el papel del audiovisual en esta violencia. Vivas ha querido realizar un thriller que agarre al espectador desde el primer plano hasta el último. Ni más ni menos. Y lo ha conseguido.

En la primera escena de Secuestrados vemos a un hombre tirado en un bosque, tiene la cabeza dentro de una bolsa se plástico y las manos esposadas a la espalda. Se despierta y corre como un polo decapitado hasta que encuentra ayuda. Esta escena no tiene relación directa con lo que viene después. Sirve más bien (como la escena inicial de Celda 211) para dar el tono, para que nos hagamos una idea de lo que vamos a ver. Podría haber empezado unos minutos más tarde y la historia no quedaría afectada; pero Vivas sabe lo que hace. Desde ese instante, es imposible apartar los ojos de la pantalla.

Los 80 minutos siguientes son una trepidante lucha por sobrevivir a un secuestro. Hay violencia. Mucha. Y de calidad. Como en los primeros tiempos del cine, si me dicen que la sangre y los muertos son reales, me lo creo. No porque sea un ingenuo, sino porque Vivas ha rodado la mayor parte de la película a base de planos secuencia. Donde otros directores ruedan una decena de planos cortos -permitiéndose así jugar con el maquillaje, los efectos especiales y la incapacidad del espectador de ver todo lo que sucede- Vivas elige seguir a los personajes con la cámara. Así que cuando hay disparos, puñaladas, golpes… todo eso lo vemos como si fuera en tiempo real. Imagino la dificultad de rodar así.

Otro acierto es decantarse por la doble pantalla en determinadas escenas. En una vemos al padre pelear con uno de los secuestradores; en otra a la hija con otro. Cuando en la pantalla del padre hay acción, en la de la hija hay menos movimiento; y viceversa. Muy logrado.

Y un último punto a favor son los actores. Todos son caras conocidas del cine, a menudo como secundarios; pero que aquí demuestran toda su valía como protagonistas. Son Fernando Cayo, Ana Wagener y Manuela Vellés. El trabajo de esta última es asombroso. Si es difícil actuar, hacerlo en plano secuencia (casi como si fuera teatro) debe de ser todo un reto. Estos tres actores lo superan con creces.

Se necesitan más películas como Secuestrados. Películas honestas que no busquen la expresión personal sino el entretenimiento buen entendido. Sólo así se hace industria. Y Miguel Ángel Vivas ha demostrado que para entretener no hay que rebajar la calidad ni insultar al espectador. Esperaremos a su próximo trabajo.

Ah, Secuestrados se puede ver en Filmin.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

The Disappearance of Alice Creed, menos es más

La sencillez e inteligencia hecha película. O el mejor thriller de los últimos años. Cualquiera de estas definiciones sirven para calificar esta pequeña gran película.

En The Disappearance of Alice Creed dos hombres secuestran a la guapa hija de un millonario. La encierran en un piso franco, la atan de pies y manos, la amordazan y esperan a que el padre pague 2 millones de libras. Si no, la matarán.

Directo, típico, muy conocido.. y aun así logra interesar. Más que interesar, no despegas el ojo de la pantalla. La historia tiene 3 giros muy interesantes y nada predecibles. Así que lo que podía ser un mero ejercicio de estilo se convierte en una película con garra.

J. Blakeson, director y guionista pensó: “Para rodar ya necesito una historia fácil: pocos personajes y pocas localizaciones”. Y así lo hizo. Durante 90 minutos sólo vemos a los secuestradores y a la chica, y casi todo el tiempo en una casa.

Al terminar pensé que Hitchcock podría haber firmado la película sin problemas. Porque la forma de rodar está en consonancia con la historia. Durante los primeros 5 minutos, no hay diálogo. Solo vemos a dos hombres comprar un montón de cosas extrañas y preparar una casa (tapian ventanas, insonorizan paredes, colocan esposas en la cama…). Al instante, una chica grita y lucha por no ser secuestrada. En vano. La meten en la furgoneta y luego al piso. Todo muy rápido; pero sin caer en la tentación de montar como si fuera un videoclip (a lo The shield).

Después el ritmo se calma y asistimos a 48 horas de secuestro. Nada más. Pero The Disappearance of Alice Creed no es un análisis psicológico de los participantes, no hay diálogos intensos sobre los motivos o la sensación de poder. Es un thriller y cada palabra está encaminada a un objetivo muy concreto: cobrar 2 millones de libras. ¿Lo conseguirán?

Para saberlo, hay que verla. Por ejemplo, aquí.

Etiquetado , ,
A %d blogueros les gusta esto: